¿Alguna vez imaginaste un lugar lejano, escondido del resto, un nuevo Eden particular... donde puedes ser quien, como y cuando quieras, donde no existan etiquetas, creencias, ni banderas? Vive y deja vivir, porque en Ciudad Esmeralda todo tiene lugar.
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
 photo ADVERTENCIA18_zps285ec6fb.png
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña

Comparte | 
 

 Lost (priv. Daiki)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Kise Ryouta

avatar

Mensajes : 60
Fecha de inscripción : 02/12/2015

MensajeTema: Lost (priv. Daiki)   Vie Ene 15, 2016 10:07 am

La cosa era fácil, perdido, estaba completamente perdido. No sé con seguridad como es que terminé así pero no me gustaba nada. Todo comenzó como una día normal, tomé el desayuno tranquilamente y decidí salir rumbo al instituto donde había quedado de verme con unos amigos para ir a hacer el tonto por algún  lugar de la ciudad. ¿El problema? Simple, por llegar antes decidí tomar un atajo por el parque y oh sorpresa, al único sitio al que llegué tras pasar árboles y árboles fue a un pequeño claro con un lago que justo ahora se encontraba congelado,  para cuando quise volver realmente no sabía como, perdido señoras y señores y de preferencia señoritas también, yo, el bellísimo y siempre talentoso Kise Ryouta perdido.

No soy incompetente, claro que traté de utilizar mi celular para salir del sitio o mínimo llamar a alguien pidiendo ayuda, pero mi señal estaba muerta y seguramente mi pila no aguantaría mucho tampoco. Suspiré con pesadez y miré a mi alrededor intentando ubicar el caminito por el que había estado andando antes de perderme pero nada, solo había vegetación y un poco neblina debido al frío de la temporada.

Miré a mi alrededor  y comencé a caminar de un lado a otro, pensando en las muchas posibilidades que podía tener frente a mi, cada una de ellas peor que la anterior, pobre de mi, de seguro mis compañeros estarían preocupados, mis fans terminarían con el corazón roto al saber mi desaparición, esperen y ¿que tal si  un animal salvaje me ataca? Miré a todos lados con paranoia no, no, no esto estaba muy mal.

-Ok Ryouta tranquilízate, ahorita saldras de este sitio, no problem Ok?- me dije a mi mismo para tratar de aminorar los nervios, finalmente me recargué en el tronco de un árbol y solté un suspiro, eso me pasaba por tomar atajos tontos. Cerré los ojos, al menos era un sitio agradable quizá lo mejor sería disfrutarlo, sentí un cosquilleo en mi cuello, reí, quizá las hojas del árbol trataban de animarme, abrí los ojos  y al ve sobre mi hombro mi cara se puso pálida.

- Aaah!! Quítenmelo quítenmelo!!!- grite sacudiendome con desesperación,  una oruga verde era la que había decidido saludarme, odio los insectos y más las lombrices, gusanos o lo que se le parezca. En mi desespero tropecé con una piedra y caí de pompis al suelo.

- ouch esto ya no puede ser peor- dije aún en el suelo, aunque de pronto escuché un ruido entre los árboles, mis ojos se abrieron en pánico ¿Un oso? ¿Un lobo? Ya, era mi final, hasta aquí había llegado, adiós al basquetbol, a ser piloto, a todo.

- Por favor no me comas- atiné a decir cerrando los ojos esperando el gruñido de lo que fuera esa a ahí
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aomine Daiki

avatar

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 18/11/2015

MensajeTema: Re: Lost (priv. Daiki)   Lun Ene 25, 2016 6:26 pm

El frío no era impedimento para que Daiki saliera a correr, claro cuando tenía ganas de hacerlo, y aunque no había salido tan temprano como de costumbre pues tenía algo de flojera al final decidió animarse y salir a hacer aunque fueran unos pocos kilómetros, debía mantenerse en forma por su trabajo y por el basquetbol, además obvio de por verse atractivo. Así que, se puso un pants negro, playera, sudadera y tenis, y se dispuso a salir no sin antes tomar sus  audífonos ¿Hacer ejercicio sin música? Que asco.

Por lo general su rutina consistía en dar un par de vueltas  a la manzana y regresar pero hoy le apetecía cambiar un poco, además siendo policía había aprendido que no era del todo bueno mantener siempre la misma rutina de salidas, así que optó por otro lugar, tras pensarlo un poco el moreno se decidió por el lago, como aún era invierno pocas personas andarían por tal lugar puesto que el frío alejaba a la gran mayoría, perfecto para él, odiaba los lugares llenos de gente y peor aun cuando se le quedaban viendo muy obviamente, situación que en realidad odiaba. Entendía perfectamente  porque lo hacían, su altura y su tono de piel de inmediato llamaban la atención, pero carajo un poco de jodida discreción no les vendría mal.

En fin, para llegar a su destino tuvo que tomar un autobús y tras un recorrido de unos quince o veinte minutos se bajó en la parada que lo dejaba más cerca de la entrada al lago.  Se frotó un poco las manos pues afuera, como era lógico,  hacía mas frío. No era demasiado exagerado,  vamos no estaba nevando, pero aun así el ambiente se sentía bastante fresco, el aire soplaba frío y el sol no parecía querer salir pronto. Miró hacia el cielo y recordó algo que el tonto de Kagami le había contado sobre una tradición americana que tenía que ver con el fin del invierno ¿Como era? Ah si, era algo sobre una rata que salía de su madriguera y que dependiendo de si veía o no su sombra, avisaba cuanto más de invierno faltaba -Pero que estupidez- murmuró ¿Como rayos un roedor iba a poder predecir el clima con solo ver su sombra? Vamos que a veces ni los propios meteorólogos sabían con exactitud que iba a pasar durante el día.

Como sea, mejor iba a ser darse prisa, se aseguró de tener bien amarradas  las agujetas de sus tenis y se colocó los audífonos  eligiendo su playlist para hacer ejercicio, sonrió cuando las notas de una de sus canciones favoritas invadieron sus oídos y así finalmente comenzó a correr suavemente para calentar, ya iniciaría su carrera cuando llegara al sendero que estaba marcado en el parque.

Llevaba alrededor de unos cuarenta minutos corriendo cuando decidió comenzar a reducir la velocidad y parar, se quitó los audífonos y se recargó en el tronco de un árbol para terminar de recuperar el aliento, tomaba un poco de agua cuando de pronto, escuchó un grito que le pareció algo familiar no muy lejos de él, extrañado caminó despacio hacia el sitio de donde  había provenido aquel sonido, en otra ocasión lo hubiera ignorado, pero se sentía especialmente curioso, así que atravesó un par de arbustos y árboles adentrandose en la parte boscosa del parque cuando de nuevo escuchó un sonido, siendo más específicos, una voz suplicante que reconoció al momento, iba a dar media vuelta y volver pero la voz sonaba tan asustada e infantil que solo atinó a gruñir y seguir adelante. Y justo al salir de detrás de unos arbustos, lo vio, tirado en el suelo y con los ojos cerrados.

- Si te como me daría indigestión, tks... ¿Pero que demonios pasa contigo? levántate del suelo idiota- dijo confirmando sus sospechas pues esa voz tan chillona no podía ser de otro más que Kise Ryouta, su ex-compañero, su muy encimoso ex-compañero, quien efectivamente se encontraba frente a él. Aomine se acercó y le ofreció una mano para ayudarlo a levantarse -¿Qué demonios te pasó?- preguntó, pues en definitiva el chico no se veía como si su intención hubiese sido caminar entre la vegetación del parque.


[Perdona por la tardanza pero aquí está ya n__n]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kise Ryouta

avatar

Mensajes : 60
Fecha de inscripción : 02/12/2015

MensajeTema: Re: Lost (priv. Daiki)   Lun Feb 01, 2016 12:28 am

Me sobresalté al oír una voz grave y con tono de fastidio cerca de mi, entre abrí un ojo y miré frente a mi la figura alta y tosca de un chico al que conocía bien, puedo decir que casi lloro de felicidad, Aomine Daiki había salido de entre los arbustos para mi rescate, rápidamente tomé su mano y me levanté con ayuda de un fuerte tirón pero en lugar de soltarlo y agradecerle me pegué de inmediato hacia él rodeándolo con mis brazos en un un fuerte abrazo.

-¡Aominechii! Que suerte que eres tú, creí que era un lobo o un oso, iba caminando y quise tomar un atajo y me perdí y luego no tenía señal y pensé que iba a tener que esperar horas y horas y estaba este horrible gusano verde, ¡Quería atacarme!, y luego apareciste tú y me rescataste, no sabes lo mucho que me alegra verte- hablé rápidamente sujetándome con más fuerza a él. Contando todo lo que me había pasado esa mañana.

Lo observé después de unos momentos, se veía ligeramente molesto y también agitado, noté entonces que tenía una botella de agua casi vacía en la mano y un aspecto algo cansado, no me tomó mucho entender que estaba haciendo ejercicio, corriendo, lo miré sorprendido -¿Estas entrenando? Tú ¿Haz vuelto a entrenar?- le dije aún sin creerlo, pero de inmediato una gran sonrisa se formó en mis labios, me daba mucho gusto, él había sido quien me había inspirado a intentar jugar basquetbol y cuando se alejó del equipo debo admitir que me dolió mucho -¡Que alegría me da Aominechii, de haber sabido, dime y quizá algún día podamos practicar juntos o jugar un partido hace mucho tiempo que no lo hacemos- sugerí.

Hacía mucho tiempo que no hablaba con él, así que me daba especialmente gusto verlo, le mandaba a veces mensajes como a todos los chicos de la generación pero sus respuestas eran muy cortas. Además había llegado justo a tiempo ya que al menos no tenía que quedarme solo en medio de las plantas con esas feas orugas. Suspiré aliviado y busqué tranquilizarme un poco pues quizá estaba actuando de manera un poquititito acelerada. Miré con atención a Daiki, se veía un poco más alto y si, más atractivo, sus profundos ojos azules, su piel morena, aún llevaba el cabello bastante corto y aunque tenía el ceño fruncido como de costumbre, me pareció notar una luz en su mirada, muy escondida y algo cálida, que por unos segundos me hizo recordar al Aomine de las bellas sonrisas que había conocido por primera vez algunos años atrás.

-Te ves bien- dije de la nada y después solté un suspiro -En resumen me perdí, creo que a estas alturas mis amigos ya se habrán ido sin mi- dije con algo de resignación, pero no dejé que eso me desanimara en lo más mínimo -Pero no es malo, me alegra estar contigo, ya iba siendo hora de que nuestros caminos se cruzaran, estamos destinados a encontrarnos Aominecchii, así que que dices ¿Salimos de aquí y vamos a almorzar? Anda yo invito, me muero de hambre- le ofrecí, ahora que nos habíamos encontrado no iba a dejarlo ir sin al menos platicar un rato.

{No te preocupes ^^}
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aomine Daiki

avatar

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 18/11/2015

MensajeTema: Re: Lost (priv. Daiki)   Lun Feb 01, 2016 7:24 pm

El moreno no tuvo apenas tiempo de decir o hacer algo más cuando de la nada el rubio se lanzó a abrazarlo sin pena ni gloria –¡Oye! ¿Qué demonios te sucede? Joder Kise quítate de encima ¡Y no me digas Aominecchii!- se quejó mientras buscaba apartarlo de su cuerpo, no entendía como era que el otro podía ser tan odioso y encimoso todo el tiempo, además decía un montón de cosas que no lograba entender, ¿Perdido? ¿Oso? ¿Cosa verde? ugh ¿Por qué no podía hablar lento? Siguió empujándolo buscando que lo soltara, Daiki no estaba acostumbrado a las muestras tan efusivas de afecto y menos aun se las permitía a cualquier persona. Claro Kise Ryouta no era cualquier persona, lo conocía desde hacía muchos años y en el fondo no le caía mal, le gustaba que el chico siempre mostraba una sonrisa y que era perseverante, pero vaya que su actitud infantil se excedía y eso le fastidiaba.

Finalmente lo sujetó de los hombros y con un fuerte empujón logró quitárselo de encima, se tomó unos minutos para respirar, no le resultó nada agradable tal ataque de emoción después de una larga carrera, su ceño esta fruncido y si, ciertamente quería gritarle al rubio y abandonarlo a su suerte, pero soltando un suspiro de alivio y de fastidio y refunfuñando un poco se obligó a quedarse y a calmarse, estaba intentando controlar su mal genio y vaya que Kise era un reto difícil. Se sintió observado de repente y cuando bajó la mirada sus ojos azules se toparon con los dorados que parecían sonreírle curiosos y admirados, eso casi le arranca una media sonrisa, suspiró resignado mientras de nuevo era atacado por toda la verborrea del muchacho, incluido aquel molesto sobrenombre, puso una de sus manos en la cabeza del chico con algo de brusquedad –¿Qué no puedes estarte quieto un segundo? - le dijo mientras que su mente buscaba organizar todas las cosas que el otro le había dicho para poder tener una conversación medianamente decente – Simplemente estaba corriendo un poco, estaba aburrido en casa y me apeteció salir, es todo - explicó y sonrió satisfecho cuando el otro le dijo que se veía bien, obvio – Y tú sigues igual de despistado que de costumbre, enserio, solo a ti te pasan estas cosas- agregó y lo miró por primera vez a detalle, no le pareció que hubiese cambiado mucho a decir verdad.

En cuanto a lo del partido, la verdad no creo que estés a mi nivel para eso, ni si quiera si utilizas tu técnica especial, lo más probable es que termine contigo en los primeros dos minutos de juego - dijo con un tono algo frío y ligeramente cruel, apartó su mano de la cabeza del rubio y se alejó de él dándole la espalda, avanzó un par de pasos y se detuvo –Sin embargo será muy divertido verte intentarlo, así que cuando quieras mándame un mensaje y si no estoy en el trabajo juguemos - dijo con voz más tranquila, y hablaba enserio, sus palabras eran de corazón, si, aún creía que Kise no estaba a su nivel, pero no le parecía mala idea jugar juntos, solo por ya saben…diversión, por recordar los tiempos en que eran compañeros de equipo, en que el Basketball era maravilloso y divertido. Su corazón dio un pequeño salto, añoraba eso, jugar solo porque si, por amor al deporte.

Siguió caminando en dirección al sendero para salir de esa parte boscosa –¿Vienes o vas a quedarte con tu amigo insecto verde? - le dijo y espero a que le diera alcance –Y más vale que sea un buen almuerzo eh - finalizó algo burdo, pero era su manera de decirle que estaba bien que ambos se hicieran compañía por un rato, después todo aun le tenía aprecio y afecto al chico.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kise Ryouta

avatar

Mensajes : 60
Fecha de inscripción : 02/12/2015

MensajeTema: Re: Lost (priv. Daiki)   Jue Feb 04, 2016 5:50 pm

Me revolví bajo su mano buscando apartarlo de mi cabeza pero el chico ejercía bastante fuerza, en realidad, encontré divertido que Aomine se quejara, no había cambiado mucho en ese aspecto, seguía igual de gruñón que siempre, bueno al menos igual desde que nos graduamos de la secundaria. Una parte de mi aún extrañaba a aquel chico tan lleno de vida. Mi corazón dolía un poquito al pensar en aquellos recuerdos de los tiempos que compartimos juntos.

Bajé un poco la mirada cuando me habló tan bruscamente, regresándome a la realidad del ahora, apreté mis puños también con algo de molestia, quizá no era tan bueno como él pero sí que soy bueno y sé que puedo darle batalla por más de dos minutos, y además se estaba marchando. Me debatía entre sentirme triste y molestarme cuando de pronto dijo aquellas palabras que me hicieron sonreír, mi corazón latió con fuerza por la emoción de un partido y ahora que había accedido no iba a dejar que lo olvidara.

-¡Eeh! No, espérame esa cosa era asquerosa- dije rápidamente mientras me apresuraba a alcanzar los largos pasos del chico Moreno -Obvio será un buen almuerzo, sé de un lugar por aquí cerca, aun no entiendo como es que tú y Kagamicchii pueden comer tanto- le dije cuando logre ponerme a su lado, aunque lo rebasé y me puse frente a el caminando de espaldas para poder vernos frente a frente.

-No deberías estar de malas todo el tiempo, deja de fruncir el ceño, te vas arrugar- le dije divertido y reí con ganas al verlo fruncir el ceño aún más por mi comentario, di un saltito y con mis dedos le pique un poco entre las cejas buscando deshacer tal gesto, reí suavemente   -Ves, no es tan dificil, ademas te ves mas guapo cuando sonríes- finalicé poniéndome de nueva cuenta a su lado.

Enlacé mi brazo con el de él y sonreí al verlo enojarse de nuevo, no intentaba ser molesto con él ni mucho menos y sabía que iba a alejarme también, simplemente me apeteció sentirlo cerca por un momento. Finalmente pude ver de nuevo el sendero por el que había estado caminando y me sentí inmediatamente más tranquilo, ahora que lo pensaba el lugar era bastante bonito y hasta algo romántico, claro sin estaba perdido todo parecía más bello.

Poco a poco salimos de la zona con más árboles y nos dirigimos hacia a la vía pública, una vez ahí podría ubicarme mejor para poder ir al sitio en donde almorzaríamos. Me separé del chico despacio, regresándole un poco de su espacio personal pues sabía perfectamente de los limita de paciencia de Daiki y no quería excederlos   - Cuéntame ¿Que has estado haciendo? Me llegó el rumor de estas trabajando en la estación de policía, supongo que es una actividad extra ¿No? No puedo imaginarte dejando el basquetbol- hablé.

Ya en la acera miré hacia las calles y señalé hacia la izquierda -Ven es por aquí a unas cuantas cuadras, estoy seguro- expliqué.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aomine Daiki

avatar

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 18/11/2015

MensajeTema: Re: Lost (priv. Daiki)   Vie Feb 05, 2016 9:39 pm

Caminó con calma hacia la entrada del parque con Kise a su lado, al menos de momento, ya que el otro no tardo en ponerse al frente y andar infantilmente de espaldas para poderlo mirar y de paso decía quien sabe que tantas tonterías sobre las arrugas - ¿De que demonios estas hablando? ¡Hey!- se quejó cuando el otro lo picó entre las cejas - ¡Con un carajo! ¿Qué acaso no sabes respetar el espacio personal?-comenzaba a molestarse enserio y estaba a nada de dejarlo ahí y largarse a su casa; para colmo como respuesta a su pregunta obtuvo un enlace de brazos ante el cual gruñó fastidiado.

No podía comprender como era posible que el chico armara tanto revuelo, parecía que cada palabra que salía de su boca era aun más extraña y enérgica que la anterior, demonios, además soltaba cada tontería de repente que era en verdad raro. Daiki había escuchado muchas veces a otros hablar sobre su atractivo, pero el rubio lo había echo sonar tan....tan simple y cariñoso y vergonzoso que ugh no sabía como manejar eso en realidad, tanta efusividad no era lo suyo.

Aomine soltó un suspiro de resignación ir contra de Kise iba a ser contraproducente así que optó por seguirle la corriente al menos de momento, se sacudió con molestia y el otro finalmente lo soltó, al fin, un momento de alivio. Puso un poco de distancia entre ellos y cambió de dirección en cuanto el otro lo indicó aunque lo miró enarcando una ceja - Sabes, tu "estoy seguro" no me parece muy confiable, tienes un pésimo sentido de la ubicación le dijo con voz firme, haciendo obviedad a lo ocurrido en el lago. Negó con la cabeza ante las preguntas.

- Es solo un trabajo de medio tiempo, aún tomo entrenamiento y como vivo por mi cuenta pues de alguna u otra forma debo solventar mis gastos, es bastante interesante la verdad y me gusta mucho explicó con una media sonrisa de satisfacción en el rostro, era cierto. En verdad disfrutaba de su empleo, era emocionante y también le gustaba saber que estaba haciendo algo bueno. Tenía compañeros que le caían bien, le gustaba cuando lo mandaban a "misiones" especiales, trabajar con los perros policía, estar involucrado en investigaciones y "perseguir a los malos" le resultaba bastante gratificante. Además esperaba pronto tener la autorización del jefe para manejar una motocicleta, esperaba con ansias ese momento más que nada.

Rió con algo de frialdad - Joder, ¿Dejar el basketball? Pero que estupidez soltó, si, había dejado de jugar y de practicarlo durante algún tiempo antes, pero eso había sido porque nadie estaba a su nivel, se volvió aburrido, pero en realidad nunca quiso abandonarlo, y nunca lo hizo por completo, corrección, nunca lo haría . El nombrado deporte era su vida, pensar si quiera en la mínima posibilidad de dejarlo de lado se le hacía una gran estupidez y una idea por demás retrógrada. - Soy demasiado bueno para dejarlo, no pienso permitir que los débiles se la vivan pavoneandose creyendo ser los mejores cuando juegan peor que un grupo de mocosos de cinco años se quejó dando por cerrado el tema.

Poco a poco comenzaron a pasar por varios locales de toda clase desde los que vendían cosas inútiles, hasta un par que parecían tiendas especializadas. Y aunque no quería hacerlo aomine se armó de valor y preguntó - ¿Que cuentas tu? Si mal no recuerdo el capitán de tu equipo se graduó hace poco realmente esperaba que el otro no se alargase demasiado dando detalles interminables sobre su vida. Esperaba también que no faltase mucho para llegar a su destino pues comenzaba a morirse de hambre.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kise Ryouta

avatar

Mensajes : 60
Fecha de inscripción : 02/12/2015

MensajeTema: Re: Lost (priv. Daiki)   Vie Feb 05, 2016 11:48 pm

-¡Lo de hace rato fue cosa de una vez!- Me defendí cuando el chico dijo que no confiaba en mis sentidos de ubicación, aunque un pequeño sonrojo me cubrió las mejillas. Después me dediqué a escucharlo, sonreí un poquito al notar en su voz su amor por su trabajo y no me costó nada imaginarlo como policía y tampoco me sorprendía, no mucho, pues para mí el chico siempre ha sido alguien muy apasionado y además protector con las personas que le importan. No puedo decir que lo conozco a la perfección, porque sería una mentira, pero por lo que he convivido con él, puedo decir claramente que tiene un buen corazón escondido detrás de toda su faceta ególatra y gruñona -Iré a visitarte a la estación de policía, tienes que presumirme tu uniforme Aominechii- le dije emocionado, seguramente se vería bastante bien.

Reí un poco ante su respuesta acerca del Basquetbol, me hizo muy feliz notar de nuevo esa pasión en su voz como cuando de primera vez que lo conocí, cuando me integré al equipo escolar hace algunos atrás, me alegraba mucho que no hubiese perdido su chispa, o más bien que la hubiese recuperado aunque sus palabras no dejaban de ser menos duras -Hablando así vas a intimidar a todos tus oponentes, aunque quizá los inspires a seguir, a mí me inspiraste a intentar el basquetbol así que no dudo que también muchos otros que te vean se sientan inspirados por ti- Aunque todos en la generación de los milagros somos especiales, hay que admitir que el moreno es quien más destaca del grupo, sus habilidades son increíbles y con seguridad tenía todas las posibilidades de convertirse en el mejor del mundo.

Suspiré un poco volviendo a pensar en el pasado, en nuestros tiempos de estudiantes juntos, volverlo a ver me causaba bastantes emociones, algunas que ya había dejado atrás pero que de repente ahora salían de nuevo solo para recordarme cosas que simplemente no habían podido ser. Sorprendentemente me quedé callado por unos largos minutos, limitándome a caminar en silencio y mirando sin prestar mucha atención a las tiendas que ya estaban abiertas y que atendían a los clientes que se adentraban a ellas como parte de sus planes del día. No fue sino hasta después que la pregunta que Aomine me había hecho regresó a mi mente -¿Eh? Ah si, lo siento jejeje me distraje pensando en otra cosa- me disculpé rápidamente y me dí cuenta que ya habíamos llegado al lugar que quería.

Era una cafetería más bien pequeña pero que era bastante famosa por preparar deliciosas baguetes de todo lo que uno se pudiera imaginar y a pesar de que no era muy tarde el lugar estaba bastante lleno y no había una mesa disponible para que nos sentáramos y seguramente tendríamos que esperar bastante más para ser atendidos, miré de reojo a Daiki y supe por su expresión que no era de su agrado ver tantas personas y tener que esperar -Esto está muy lleno…¡Ya sé! No te preocupes pidamos para llevar y volvamos al parque, ahí estaremos tranquilos y hay mesitas y banquitas de piedra seguramente en donde podamos sentarnos- sugerí y sin siquiera dejarlo responder lo tomé de la mano y lo arrastré dentro del local y directo a la barra, afortadamente la chica que atendía era una amiga mía así que en menos de 20 minutos ya íbamos de salida caminando con las bolsas del almuerzo, yo llevaba una y Aomine llevaba un par, como era de esperarse pidió una cantidad considerable de comida, aunque no molestó y pague sin ningún inconveniente.

De vuelta recordé la pregunta que me había hecho y que en mi distracción no respondí -Yo estoy bien, voy a ir a la universidad y también me inscribí en la escuela de aviación, me esforzaré mucho porque quiero ser piloto algún día, me encantan las alturas- expliqué y después una gran sonrisa se formó un mi rostro al pensar en Kasamatsu a quien hacía poco había visto y con quien ahora hablaba bastante y que además bueno…nos habíamos acercado bastante -Y si, Senpai se graduó, nos hace falta en el equipo, era él que nos mantenía a todos motivados y unidos pero estamos bien, buscando ser mejores, obvio aun juego basquetbol, me gusta mucho, creo que un día deberíamos de juntar a toda la generación y jugar un partido ¿No crees? Será bueno recordarlo y volvernos a ver, aunque quizá algunos nos cuesten un poco de trabajo contactarlos y convencerlos, ya sabes, hemos hecho nuestras vidas cada quien, por su lado, por eso me dio mucho gusto encontrarte Aominechii-

Entramos al parque y buscamos un lugar donde sentarnos, hayamos unas banquitas cerca del lago, que estaban puestas ahí para hacer picnic y tras asegurarme de que no hubiera insectos extraños rondando el lugar nos sentamos a comer. Reí divertido al ver la prisa y la cantidad que Aomine comía, de nuevo me hizo pensar en los tiempos en los que íbamos a la cafetería de la escuela todos juntos, juguetonamente, me incliné hacía él y le quité un pedazo de una patata frita que había pedido -Mía- le dije sonriente y me la lleve a la boca, riendo aun más al verlo molestarse. Suspiré, se sentía una familiaridad que había extrañado.

Terminé mi comida antes pues era menor cantidad y esperé paciente a que el otro terminara, mientras platicábamos. Oservé a Daiki con atención, se veía muy gracioso al comer, reí y me incliné hacia él -Y te quejas de que yo soy el infantil Aominechii- le reclamé, me quedé cerca de su rostro por un momento, observando sus facciones y buscando de nuevo en sus ojos azules aquel brillo de alegría de cuando nos nos conocimos, me acerqué un poco más, despacio y sin pensarlo mucho, recargué mi cabeza en su hombro y me quedé así unos segundos -Sabes tú siempre me gustaste- le susurré de pronto, no venía al caso pero sentí la necesidad de decírselo,  pude sentirlo tensarse y reí un poco para después moverme y besar su mejilla con cariño para después apartarme y sonreírle. En realidad, solo sentí la necesidad de hacerlo saber, no me dolía ni me sentía triste, era solo algo que debía dejar ir finalmente.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aomine Daiki

avatar

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 18/11/2015

MensajeTema: Re: Lost (priv. Daiki)   Sáb Feb 06, 2016 10:35 pm

Le pareció raro que el menor se quedara callado tan de repente, en especial cuando hablar hasta por los codos era lo único que había estado haciendo desde que se encontraron. Aomine lo miró con extrañeza pero no le cuestionó nada, después de todo cada quien era dueño de sus propios pensamientos. Además agradecía ese momento de tranquilidad y silencio pues había comenzado a dolerle a la cabeza.

Afortunadamente no tardaron mucho en llegar a un local pequeño del cual se desprendía un delicioso aroma, tomó aire aspirando el agradable olor de la comida, su estómago le reclamó el alimento, aunque para su desagrado, el buen aroma no era lo único que se desprendía del lugar, también se podía ver una gran cantidad de personas a la espera de ser atendidas, se oía el barullo de las conversaciones y el ruido de los platos y vasos que iban y venían sin descanso. Al parecer habían llegado en plena hora pico pues el sitio estaba reventar. Daiki se debatió entre si quería comer, tener que esperar y estar apretujado entre tanta gente.

Estaba por decirle al Rubio que buscaran otra opción cuando fue el otro quien, como si le leyera su expresión, se apresuró a ofrecer una solución más viable. El moreno asintió con la cabeza, no habían caminado mucho y prefería comer en un lugar más tranquilo, si es que podía llamarse tranquilidad el estar con Kise. De nuevo se vio arrastrado hacia el frente de la barra, su joven ex compañero ya estaba llegando a los límites de su paciencia. Escuchó al otro dar su orden y después cederle la batuta para pedir.  Aomine sonrió de medio lado, moría de hambre y si el otro iba a pagar debía aprovecharlo, miró rápidamente el menú -Quiero dos de las que son la especialidad de casa, que sea en pan completo, una orden grande patatas fritas y dos bebidas grandes comenzó a explicarle a la chica que los atendía quien ciertamente se veía bastante sorprendida por la cantidad de comida que el chico le estaba pidiendo.

Con comida en mano emprendieron el camino de regreso que fue cuando Kise se dignó a responderle . Daiki lo escuchó con atención, se sorprendió mucho que el otro quisiera estudiar aviación, no recordaba que lo hubiese mencionado alguna vez, y a decir verdad, siempre creyó que el chico  iba a ser con todas esas cosas estas del modelaje que parecían gustarle tanto. Le resto importancia, si eso lo hacia feliz él no era nadie para juzgarlo. Le extrañó un poco la manera en que había hablado de su Senpai, por un momento creyó verlo sonreír como niño pequeño, pero al instante fue como si quiera salirse del tema o como si realmente no le interesara. Le pareció raro, ya que la última vez lo había visto revoleteando con aire ensoñado alrededor de aquel muchacho. Impresiones suyas quizá. De nuevo no era su problema  y no tenía porque meterse.

Ya rodeados de nuevo por la tranquilidad del parque y acomodados en las bancas dispuestas para ello, Aomine no tardó en desde volver su comida y comenzar a comerla con ansias, después del ejercicio tenía demasiada hambre. Asintió vagamente con la cabeza  - Juntar de nuevo al equipo te va a resultar bastante complicado, cada quien esta haciendo su vida y algunos tienen otras prioridades pero imagino que un partido por los viejos tiempos podría ser una buena carnada y además...¡Ey Kise! Con un carajo ni comer a gusto me dejas- se quejó cuando él tomó sin su permiso de SU comida, oh hasta ahí había llegado, si había algo que odiaba era que tomasen de sus alimentos sin si quiera pedirlos, al demonio con el chico esta vez si iba a darle un golpe o algo.

Sin embargo nada lo preparo para la sucesión de hechos que ocurrieron después, todo pasó como en cámara lenta. Aomine vio a Kise reír, murmurar algo ente dientes, sonreírle con suavidad, recargarse en su hombro y después...soltar así de la nada aquellas palabras. Unas que no esperaba oír "Tú siempre me gustaste"  y ademas un beso. Aquella frase resonó en sus oídos una y una otra vez ¿Era una broma? Se tensó de inmediato sin saber que demonios significaba eso o mejor dicho como responderlo, pero lo que terminó de enrabiarlo fue que Kise parecía tomarlo a broma o algo similar pues después de decir se siente declaración lo miraba como si fuese lo más normal del mundo.

Aomine se puso de pie sintiendo que un fuerte enojo unido a la confusión llenaban cada poro de su ser, lo miro con furia en los ojos  -¡¿Cuál es tu maldito problema Ryouta?! Carajo de verdad que ya no te entiendo, no puedes simplemente aparecer de la nada, encimarte a mi y soltar esas palabras sin si quiera pensar en lo que significan- le espetó gritándole con tal fuerza que de seguro lo hubiesen escuchado a un par de kilómetros a la redonda.  Sus manos temblaron de enojo contenido y gruñó una maldición buscando controlarse y aunque lo que quería era largarse ya mismo se obligó a sentarse.

Aomine inhaló profundamente y soltó el aire despacio, quizá estaba malinterpretado las cosas pero si el otro gustaba enserio de él lo mejor iba a ser directo y dejar la situación clara. -No puedes jugar con cosas como estas Kise, lo único que vas a lograr es que te lastimen o que lastimes a alguien, existen límites, todas las personas los tenemos y debes aprender a madurar y  no excederlos- Buscó entonces la manera más adecuada para rechazar esas palabras, esa especie de confesión, si es que eso era porque no estaba del todo seguro.

-No me gustas dijo bruscamente y con algo de frialdad y aunque no tenía porque darle explicaciones al otro, le pareció importante que entendiera porque de su reacción -No me gustas, no estamos hechos para estar juntos y además a mi...tks...yo estoy interesado en otra persona, lo quiero demasiado y eso no va a cambiar- finalizó con un suspiro y lo miró directamente a sus dorados ojos.

-No espero que lo comprendas  Kise y yo no soy el mejor para hablarte sobre sentimentalismos, pero cuando sé que nosotros no funcionaríamos juntos,  solo lograríamos hacernos daño. Date cuenta, si dejas de guiarte por tus caprichos encontrarás a alguien que sea para ti-

-Lo siento, pero debes aprender a respetar mi espacio personal y si no te parece creo que lo mejor será que me vaya-





Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kise Ryouta

avatar

Mensajes : 60
Fecha de inscripción : 02/12/2015

MensajeTema: Re: Lost (priv. Daiki)   Lun Feb 08, 2016 10:56 am

Me pareció muy divertido ver la cara de shock de Daiki así que no pude evitar soltar una suave risa, aunque la reacción que tuvo si que me sorprendió. Me esperaba una reacción algo agresiva o que simplemente me ignorara y me pidiera que parara de hablar tonterías, pero no fue así. De un momento a otro se había puesto de pie y estaba gritándome, lo miré con sorpresa -Ey Aominechii espe.. - traté de explicarme pero el otro no me dejaba hablar había fuego en su mirada -Oye no... Es que... Lo estas...- volví a intentar sin éxito alguno, cada palabra que me decía era más fuerte que la anterior y de pronto me encontré callado sin ser capaz de interrumpirlo, sabía que varias cosas de las que me estaba diciendo eran ciertas. Sé que suelo ser encimoso con otros y bastante infantil pero de ahí a que pensara que estaba hablando sin pensar en lo que decía era algo completamente diferente.

Bajé la mirada mientras intentaba contener las lágrimas no pensaba llorar enfrente de él tras recibir un regaño como si yo fuera un niño de cinco años. No me sorprendió que me dijera que le gustaba alguien más, eso ya me lo suponía, me había quedado claro en realidad desde hacia muchos años atrás cuando aún estudiábamos juntos. Me mordí el labio, el otro no me había entendido o quizá yo no me había explicado bien y cuando amenazó con irse levanté la vista fijando mis ojos dorados en los suyos tan azules y tan enojados.

-Sé que no te gusto, creo que nunca te he gustado- hablé en un tono tan bajo y lento que hasta a mi me sorprendió, desvié la mirada y solté un suspiro mientras jugaba con mis manos nerviosamente -Creo que no me entendiste, siempre me gustaste, desde que entré al equipo de basquetbol, tu eras bueno.... Tan enérgico tan lleno de vida, tan apasionado que captaste mi atención, sin embargo parecías estar siempre estar cerca de Kurokochii y aunque nos llevábamos bien, no nos acercamos tanto como me hubiese gustado - comencé a explicar un poco con la voz aún temblando debido al nerviosismo.

-Después muchas cosas pasaron, cambiaste, todos lo hicimos, y si de por si ya me era difícil llegar a ti, se volvió imposible,  así que guardé mis sentimientos a sabiendas de que no iban a ser correspondidos- hice una pausa y solté un suspiro no me era muy bonito recordar esas cosas.

-Después todos nos separamos y vaya que por un momento parecía que nos odiábamos. Yo conocí a otras personas, a otros chicos y jugadores increíbles y  cuando nos volvimos a encontrar en los partidos del torneo al verte...ya no sentí lo mismo, me emocionó mucho y me hiciste enojar también un par de ocasiones jajajaja y aún me gustabas pero de una forma diferente, en ese punto supe que de haber sido tu y yo no hubiéramos funcionado, creo que nos entenderíamos muy bien jajaja- expliqué con una divertida sonrisa, aunque tras unos instantes se borró de mi rostro y pasó a una mueca de enojo y tristeza.

-No digas que solo quiero divertirme a costa de otros, a costa de sus sentimientos porque no es así, eso es algo que jamás hice y que nunca haré, así como creo que tu tampoco y es por eso que...que me lo dices tan fría y bruscamente. Se lo que mis palabras significan y el peso que tienen- lo miré muy serio directo a los ojos

  - Así que no creo merecer que me regañes por ese motivo, te lo diré de nuevo, de otra forma, Tu me gustabas Daiki y si te lo digo ahora es por mi propio egoísmo, quería decírtelo solo para no dejarlo guardado, me gustabas, fue así durante mucho tiempo y puede parecerte algo tonto el que te lo diga ahora pero aunque no me gustes no son palabras vacías, a veces solo necesitas sacar las cosas que llevas dentro-

-Te quiero mucho y te admiro aún mas pero  yo...también tengo a alguien especial para mi, es un chico que quiero mucho, él es...dios es maravilloso, es lindo y sexy y me entiende y jajaja me soporta- hablé mientras pensaba en mi senpai, Kasamatsu había aparecido en mi vida y me había dado una gran lección no solamente en el basquetbol.

-Así que...bueno...yo... Te debo una disculpa Aomine, lo siento, no quería hacer enojar  o ponerte en una situación molesta, jejeje soy despistado, intentare no ostigarte mucho, dejare eso para tu novio, espero que ya te hayas confesado Aominechii o te lo van robar ¿Lo conosco? ¿Es guapo? - dije riendo un poco más tranquilo, le extendí la mano -¿Aún amigos?-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aomine Daiki

avatar

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 18/11/2015

MensajeTema: Re: Lost (priv. Daiki)   Lun Abr 18, 2016 11:00 pm



Aomine podía sentir su corazón latir con fuerza, se había molestado bastante y le estaba constando mucho controlar su mal genio, aunque la verdad él no sentía que hubiese actuado de manera exagerada, bueno, tal vez  mínimamente, pero el rubio le había colmado la paciencia, además el momento en que lo tuvo tan cerca de si, lo hizo sentir terriblemente incomodo y casi como si estuviese traicionando sus sentimientos hacia… cosa que obviamente no era así, bueno el momento había sido desagradable para él y quedaba claro que ninguno de los involucrados lo había sabido manejar, puesto que después de ver los ojos llorosos del menor tuvo una espinita de culpa, tampoco quería hacerlo llorar, joder no, ¿Qué se supone que iba a hacer? él no era bueno consolando a otras personas, además¿ Kise Llorando?, eso era aun peor, pues el rubio era quien siempre sonreía y se mostraba amable y divertido con todos, de su anterior equipo era Kise quien siempre lograba animarlos, ya fuese diciendo alguna tontería o simplemente peleando infantilmente con algún miembro del equipo.

Escuchó con atención las palabras del rubio y sintió una opresión en el pecho cuando el otro, quizá sin querer, tocaba heridas pasadas que aunque ya sanas no dejaban de dolerle. La culpa volvió a invadir sus pensamientos, pero no lo demostró en su expresión, que se mantenía seria y tensa. Escuchó cada una de sus palabras sin interrumpirlo, sorprendiéndose en ocasiones y analizando sus propios sentimientos. Si, Kise le resultaba un chico atractivo y realmente lo quería, pero no de esa forma. Suspiró, ya solo le quedaba aceptar que las cosas se habían arruinado, sin embargo mientras más escuchaba, más se sorprendía, ¿Él ya tenía a alguien? ¿Lindo y Sexy? Ahora estaba algo confundido, no entendía el caso de que el otro le confesara sus antiguos afectos si ya no eran tan relevantes. Su sorpresa pasó rápidamente a curiosidad y su curiosidad a molestia ¿Quién era ese con quien el otro andaba? ¿Lo conocía? Más valía que lo tratara bien o se encargaría de golpearlo.

Daiki detuvo bruscamente el rumbo de sus pensamientos, ¿Qué diablos estaba pasando? de  pronto se sintió molesto porque el otro tuviera una pareja, no por celos obviamente, más bien fue una molestia por protección. El moreno cayó en cuenta de lo mucho que se preocupaba por Kise, de igual forma en que se preocupaba por Kuruko y Satsuki.  Era alguien importante para él y aunque no lo demostrara odiaría que algo malo pasara, que alguien lo hiciera sufrir. Se quedó mirando la mano extendida de Kise aun sumido en sus pensamientos, tuvieron que pasar varios minutos para que finalmente saliera de si mismo y soltando un suspiro, rodeara al chico rubio y revoltoso con uno de sus brazos –Pff ¿Por qué eres tan idiota Kise? - le dijo en tono serio y después le despeinó el cabello con soltura –Si esa persona llega hacerte daño, no se lo perdonare ¿Bien? así que no seas idiota y si algo pasa Tks…. bueno ya sabes- respondió esa fue su manera de decirle que todo iba a estar bien y que podía contar con él para lo que necesitara. Eran amigos después de todo.

El momento se rompió cuando el otro comenzó a atosigarlo con las preguntas personas, Aomine lo empujó suavemente –Eso no es asunto tuyo- le dijo aunque estaba avergonzado al respecto puesto que no podía dejar de pensar ahora en Bakagami y su estúpida sonrisa –Cambiemos de tema y caminemos un rato que ya me aburrí de estar aquí- evadió responder así a los cuestionamientos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Lost (priv. Daiki)   

Volver arriba Ir abajo
 
Lost (priv. Daiki)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Taller de Gifs De Lost Canvas
» Pokemon Lost Silver
» PARADISE LOST, MY DYING BRIDE Y ANATHEMA (20 AÑOS DE MISERIA). ACTO II
» PARADISE LOST, MY DYING BRIDE Y ANATHEMA (20 AÑOS DE MISERIA). EXITUS (V)...
» No habrá tercera Temporada de Saint Seiya Lost Canvas!

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Ciudad Esmeralda :: Z O N A - O E S T E :: ·· Parque y Lago-
Cambiar a: