¿Alguna vez imaginaste un lugar lejano, escondido del resto, un nuevo Eden particular... donde puedes ser quien, como y cuando quieras, donde no existan etiquetas, creencias, ni banderas? Vive y deja vivir, porque en Ciudad Esmeralda todo tiene lugar.
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
 photo ADVERTENCIA18_zps285ec6fb.png
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña

Comparte | 
 

 ¿Dónde esta el significado de libertad? [Piv. Vlad]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Invitado
Invitado



MensajeTema: ¿Dónde esta el significado de libertad? [Piv. Vlad]   Lun Feb 18, 2013 9:46 pm

De nuevo en la vieja casa gratuita, así le decía él. No entendía a aquellos quejicas que miraban al techo de las celdas y lloriqueaban sobre de su miserable existencia confinada a la represión de algunas cuantas paredes de cemento, ladrillo y otros materiales que los albañiles sabían usar con destreza.
Él no es albañil, pero sabe de ello, tan sabe que es capaz de usar cualquier artilugio arquitectónico para sus propósitos retorcidos y que tienen por único objeto su placer personal.

Dicen que los egoístas son pervertidos incongruentes de un estilo de vida careciente de escrúpulos, si ese era el termino, tenían razón.
Él era un pervertido.
A la vez la definición estaba errada, sus escrúpulos eran incluso más fuerte que los de otros, su moral era estricta y cuadrada, sólo que el cuadrado estaba tan deformado que nadie lo comprendía más que él. Al final de cuentas el mundo no esta regido por él, pero él tampoco esta regido por el mundo. A simples cuentas nadie rige a nadie, todo convive con todo.

Reposaba en una plancha metálica austera dentro de un cuarto de reducidas dimensiones y poco mantenimiento, una tasa para hacer los requerimientos tales como orinar y defecar se encontraba a la derecha. Un bebedero que compartía la misma aleación que la cama y el baño, le otorgaba agua purificada cada vez que su garganta sedienta lo requiriese, cosa que no era continuo, estaba reposando sin molestia alguna, no se agotaba, no se quejaba, no lloriqueaba y no sudaba. Sus líquidos y niveles de electrolitos se mantenían estables mientras los minutos que se hacían horas pasaban sin discriminación alguna.
El tiempo es la condena que el hombre creo para si mismo.

El cabello morado y largo del caballero yacía debajo de su espina y de su anatomía, acostado mantenía las piernas flexionadas y una cruzada sobre de la otra, las manos sujetas atrás de la nuca denotaban su plena tranquilidad, sus ojos entrecerrados le aseguraban la absoluta cautela y recelo de su mente ajetreada con pensamientos, premoniciones y cantaletas de su siguientes ataques.
No era un delincuente, aunque los oficiales quisieren catalogarlo así.
Era un artista del engaño, un jugador de la mentira, un condenado deshonesto. Un conocido estafador y negado salvador.
Poco le importaban las opiniones ajenas, él era él, él hacía lo que se le venía en gana.

Los oficiales aún se debatían si encerrarlo un mes o solo unos días, a él le pasaba de largo las decisiones y discusiones que se llevaban afuera de su celda con una gran puerta pintada de blanco que se cierra por fuera con llave y que solo tiene una rejilla para pasar los alimentos.

La soledad se vuelve una condena cuando tú eres tú enemigo, el caso puesto al significado de su existencia
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: ¿Dónde esta el significado de libertad? [Piv. Vlad]   Dom Feb 24, 2013 2:44 pm

Allí estaba, tal como el reloj me indicaba "un minuto para más tarde" según la cita especificada que días antes me había costado, tanto conseguir, aunque una de mis fuentes casi perdió parte de su dedo meñique en el "trato" probando que no era parte de una asociación más “grande” y que todo lo que se dijera en los 15 minutos que duraría el encuentro, sería un eco en la oscuridad, donde no hay nombres y rostros.

Una simple confesión que sería una pista que a larga, podría llevarme a ninguna parte, pero valía la pena, porque ese "sujeto" ese hombre que pagaba condena por robo a mano armada, parecía haber buscado en esta acción una forma para resguardarse y astuto como era, decidió hacerlo en una prisión, aunque sonara descabellado. Entro por la puerta grande, con guarda espaldas armados y policías cubriéndolo. Todo un lujo que no muchos cuerdos pueden darse, por el atentado que implica a la salud mental el cometer robo para ser protegido por el gobierno.

Reflexionando, mientras caminaba por el pasillo, ignorando el golpe de la suela de mis zapatos contra el suelo lustre y solo valiéndome de la espalda ancha del guardia "Ralph" para imaginarme un tablón donde mis ideas y preguntas con respecto a este encuentro, se dibujaban. Pero mis ojos detallan su cuello rasurado y semi cubierto por la camisa azul claro, entonces recuerdo que Ralph es ahora poseedor de un convertible marca “soborno”, obtenido como premio, de un concurso en el que nunca participo. Es de fiar, y de zafarse de lengua, así como en este instante me está contando los dimes y diretes del “preso” este hombre no solo pierde su empleo, sino que también se apaga la llama que logra mantener ese cuerpo abultado, animado.

Me detengo antes de cruzar la tercera puerta en la cual detalle una cerradura triple con 4 pestillos saliendo de dorso y que conduce a un estrecho rincón solitario, después de bajar y subir y volver a bajar por última vez aunque esta bajada estaba ayudada por escalones malformados.

Así pues en mi reflexión que me ha puesto estático, dictamino neurosis que incluía: trastornos de ansiedad, somato formes y trastornos de personalidad, es a la conclusión que llego después de conocer, gracias a mi habladora guía que aquel hombre se la vive en el cuarto de aislamiento. El individuo es salvaje y parece hacer fila para entrar a esa zona, como si en ello se le fuera la vida. No es para menos pues sus enemigos son poderosos, fríos y calculadores asesinos, que no se preocupan por cucarachas a menos que les mastiquen los vestidos que llevan, como de seguro sucedió en este caso.

Ralph me dice que siga, que no es momento para detenerse pues faltan 30 minutos para el cambio de guardia y tiempo es lo que nos falta, pues no solo debo hablar con el “hombre” también tengo que salir sin ser detectado.

Camino de nuevo, entendiendo perfectamente el asunto, pero antes de darme cuenta, mi guía salta delante de mí, se preocupa y está alerta, me dice que me detenga y que todo se fue al demonio. No tengo tiempo para tonterías, solo necesito mis 15 minutos con ese hombre, así que giro el pesado cuerpo de Ralph y le pregunto, tomándolo con fuerza del cuello ¿qué demonios le sucede? A lo que él contesta que parece que el cambio de turno se dio antes y nos han pillado.

Lo tomo con más fuerza del cuello, casi quitándole el aire, que no parece servirle de mucho al estúpido hombre ¿qué no puede hacer algo tan sencillo como entrar y salir? Idiota.
— Haz algo o te mueres cuando nos volvamos a ver.— le amenazo, clavando mi único ojo en sus pequeños y carcomidos parpados que solo saben temblar: — Haz algo. — desafiante le digo por segunda vez, estoy encolerizado, necesito una idea y…espera…que es eso…me pareció escuchar algo ajeno a nuestras voces y sonidos. Miro a mi alrededor, rodeado de puertas y rendijas bajas en cada pared. Pido guardar silencio, mientras el hombre parece deshacerse en mis manos, hasta caer al suelo de rodillas. Mis sentidos saltan, hay alguien más en este lugar y eso puede ser mi boleto de salida. Pero no le pregunto a Ralph, es parece tener más problemas cuando parece hiperventilado, tratando de calmarse, por lo que solo le digo: — Dame el nombre del recluso de ese celda — Ralph habla bajo, mira con dificultad, trata de calmar su respiración y contesta con palabras acortadas: “es…es…alguien que…que entro hoy…”

Levanto la voz levemente: — Su nombre he dicho, no me des más detalles. — estoy molesto, demasiado. Él lo nota y contesta por segunda vez, con más seguridad: “se llama Cedric algo y está aquí por… ” Lo callo de inmediato: — Solo su nombre, bien, levántate y dile que tiene visita. — sí, mi carta de salida, está detrás de esa puerta oscura.

Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: ¿Dónde esta el significado de libertad? [Piv. Vlad]   Dom Feb 24, 2013 3:32 pm

Mientras su mente guardaba liturgia sobre el evangelio de su propia religion que abastecia su alma, si es que la tenía, de éxtasis.
El semblante lo reflejaba pobremente, pues solo una sonrisa escueta se figuraba en el rostro pálido de cuadradas facciones, nariz afilada y ojos almendrados con pestañas moradas recubriendole en los bordes. Los ojos del caballero estaban cerrados, formulando una introspección tan profunda que se debatía con una siesta.
Pero aquel somnoliento encuentro con si mismo se veía limitado por unas voces fuera de su celda, parecía algo como un debate, susurros, quejas y golpeteos, algo contrario a la anterior paz tanto en el exterior como en el interior.
Algo olía raro.
Olía a desesperación, miedo angustia y enojo.
Eso fue lo que el percibió, instinto o locura, algo sonaba mal, algo parecía ir de manera no acordada en un mundo del cual él no formaba parte.
Su mundo era la celda, todo lo ajeno a él, todo lo que estaba atravesando esa puerta era un mundo aparte.
A su gusto, él se dijo que su celda era jupiter.

Unos pasos resonaron a lo largo del pasillo que llevaba hasta su reclusorio. Es normal cuando se están en lugares desolados sin inmueble que absorban los sonidos, que el eco de pasos, gritos, gimoteos y golpizas llegué hasta los condenados recluidos en sus celdas, recluidos a los cuales se les desarrolla el oído, por que el encierro los convierte en ciegos.
No ven nada.
Se les prohíbe ver todo.
Pero el oído se conservan, y son casi lo único que los permite conectarse con lo ajeno, como grandes satélites que los permite comunicarse con otros planeta a traves del infinito espacio.

Los pasos se hicieron acelerados, acompañados de un corpulento matiz de grasa y trigliceridos obstructores de arterias.
Cedric se incorporó en esa plancha metálica que le fungía como cómoda cama. Estaba tranquilo y a la expectativa pero sobretodo curioso.
¿Qué acontecía en la Vía lactecarcél como para que llegase un hombre apresurado a abrirle la puerta de la celda y meterse como si fuese perseguido por el fantasma de algún condenado a muerte en ese lugar?.

El hombre que entró a la celda jadeaba asustado y se sostenía el cuello, tenía una marca roja, Cedric al verle supuso una conclusión que le obligo a esbozar una sonrisa llena de recelo curioso. Sentía que algo bueno venía, o al menos algo decente.

-¿Y que quiere el putoniano? - lo dijo mal a propósito. El hombre después de jadear como una vaca oxidada de incorporo y vio al joven de cabellos morados y largos, sentado sobre de la plancha viéndole.
Aún jadeando entabló conversación con el joven de apariencia confiada y altiva.

-Tienes visitas y más vale que lo trates bien Cedric.- el hombre corpulento al terminar su dialogo, salió de la celda y la cerró tras de si.
De nuevo Cedric se quedó sólo en su mundo después de una visita del cuarto tipo que auguraba una igual, aunque diferente. Si el alien que llegó, tenía tal finta de pánico, significaba que quien llegaba era la nave nodriza, o al menos alguien de intimidante carácter más no estrictamente de intimidante apariencia.

Cedric se levantó y sacudió sus pantalones de mezclilla con unos suaves golpes en los muslos y los glúteos. Fue hasta la pared justo enfrente de la puerta blanquecina y recargó la espina en la estructura de cemento. Se cruzó de brazos, mientras miraba la puerta.
Como si fuese un tonto adicto de los extraterrestres.
Esperaba una visita reveladora.
Más que por sabiduría por instinto.
Más por instinto, por curiosidad.

"¿Y de que planeta será? " se cuestionó burlón en su mente.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: ¿Dónde esta el significado de libertad? [Piv. Vlad]   Sáb Mar 02, 2013 8:54 pm

Enarque una ceja al escuchar su primer dialogo, acompañada por la primera impresión, que por cierto, que mala impresión. Es la primera vez que tengo tan cerca un espécimen nacido de estas nuevas "tribus urbanas" que pululan por casi todos lados. Está bien, no es que tenga nada contra su cabello largo de color violeta, o su vestimenta tan "llamativa" no, eso no era algo que me interesara, pues este encuentro, solo era una pantalla para no ser detenido y descubierto, en ese orden. Suspire en cuanto escuche el sonido de la puerta cerrándose, a la par que mi mirada se desviaba al muro en mal estado de la celda. No tenía opción más que seguir el juego que yo mismo había creado.

— Quiero conocerte... — dije, hablando en un inicio sin ganas de hacerlo, pero luego, como buen mentiroso y manipulador que era, graduado de una de las mejores escuelas existentes (la calle) decidí cambiar mi pobre dialogo al igual que mi apagado acento.

— ¡Quiero conocerte! — sonreí en cuanto las palabras escapaban de mi boca, iniciando un dialogo que se desprendía con tal fluidez que como tesis, obtendría el titulo sin duda: — Me interese por ti, en cuanto te vi, tan solo que me recordaste a mí... — hueco dejado adrede para confundirlo y creer que yo estaba confundido, asimilando la relación de nuestro encuentro con alguien de mi pasado, inexistente. Todo era una falsa, aclaro.

— Discúlpame.— continúe con mi teatro, mientras llevaba mi mano a mi rostro, presionando la palma contra lo que quedaba de mi vista. Tome de nuevo uno segundos de ese media hora (pues es bien sabido que la visita tiene límite de tiempo) para dar más fuerza a mi drama: — ...es solo que, te pareces tanto a él y tengo tantas ganas de... — lo deje de nuevo al aire, aprovechando los espacios para darle la espalda, aunque realmente estaba pensado en una excusa por si algún guardia regresaba y como no estaba dispuesto a caer bajo la tutela de la seguridad, incluso tome medidas extremas. Me gire rápidamente, y lo abrace con fuerza, susurrándole palabras de afecto: — lo siento, no pude contenerme, solo...solo deja que me quede así unos minutos. — minutos suficientes para no levantar sospechas. Me abrace tan fuerte a él, evitando que pudiera alejarme de alguna forma, después de todo, estábamos bajo la mirada de los curiosos y morbosos, pero vamos, esto solo inicia y tengo poco o mucho que hacer, mientras pienso de forma rápida no solo como salvarle el pellejo a Ralph el inútil, sino como evitar que penda en mi cuello, la venganza de mis “dirigentes” de saber que caigo, claro, si eso sucede hoy.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: ¿Dónde esta el significado de libertad? [Piv. Vlad]   Dom Mar 03, 2013 12:00 pm

Se le quedó viendo al hombre con parche de pirata, sin saber si era verdadero o falso, le pareció increíblemente peculiar, un rasgo curioso que anoto mentalmente para referirse al monocular fuese verdadero o falso.
El primer ataque de dos palabras se escuchó con carencia de emoción y deseo, parecía más una expresión forzada que algo realmente sentido o deseado.
Una obligación.
Cedric sopeso algo, algo peculiar que se destacaba dentro de las líneas incomprensibles para los sanos y loables.
Cedric no era nada de aquello por eso lo entendió y lo constato cuando la segunda frase salió efusiva, emocionada. Si Cedric fuera un hombre más humano a nivel moral de lo que realmente era se lo creería cuando dejo las palabras al aire haciendo referencia al tiempo pasado y aspectos conocidos y perdidos.
No lo era, por eso no lo creyó. Se regía por la idea que planteo Doctor House y que él siempre había creído desde antes de que aquel hombre la dijera en su programa.
"Todos Miente", aunque la frase de Cedric tenía una variante. "Todos mientes, incluso yo", aunque la mejor referencia debería ser "yo siempre".
Tirano, traidor y falso, así es como era en momentos, siempre y en pocas ocasiones.
El abrazo le tomó por sorpresa, no creyó que ese payaso teatrero venido de otra galaxia le proporcionara tal demostración falsa de afecto asqueroso, su sorpresa fue mitigada que fue ahogada en su garganta con una risa que sonaba más a un carraspeo.
No tenía idea de que pasaba, pero si sabía que el tuerto mentía, y aunque no lo fuera, Cedric piensa que miente y no le interesa saber si su teoría es verdad o no.
"Todos mienten, yo miento"
Se metió en el papel y secundo el abrazó con fuerza en volviendole con sus brazos.
-No me parezco a él, soy yo- Le susurró al oído, con dulzura y afecto, tolerando unos sollozos que actuados escapaban de su ser con tanta honestidad que el grammy sería ganado sin duda.
Se separo un poco sin dejar de abrazarlo, y le dio un beso en la frente y otros dos en las mejillas como si fuese un italiano.
-Te extrañe tanto- dijo con la mirada impregnada de melancolía mientras ponía su cabeza en el hombro del hombre, hundiéndola.
"Tú mientes, yo miento, todos mientes, las mentiras, son la puerta de la verdad"
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: ¿Dónde esta el significado de libertad? [Piv. Vlad]   Dom Mar 03, 2013 2:01 pm

Era sorpresivo, o tal vez estaba drogado, seguramente era eso y me estaba confundiendo con alguien a mitad de su alucinación. De todas formas era mi oportunidad y podría aprovechar esa confusión para hacer el asunto más creíble.

Lo estreche con más fuerza, recargando mi mentón en su largo cuello, que tenía un aroma peculiar, abrí mi boca y golpee levemente con mi aliento fresco (publicidad pagada) su clara piel que solía tornarse más oscura en cuanto la recorría con la punta de mi nariz: — Entonces que te parece si continuamos con lo que dejamos a medias. — susurre de nuevo, con un tono dulce que despedía excitación. Lo lleve a traspiés, agradecido porque no opusiera resistencia, para que vean lo que hace la droga. Estaba dócil o ya era así.

Lo empuje con mi cuerpo, hasta caer en aquella plancha que formaba parte del amoblado de la celda. Mi cuerpo cubría el suyo, a pesar de que él me ganaba en estatura, agradezco a la pared que me ayudaba a limitar su cuerpo que al tacto no se sentía nada mal. La actuación seguía su marcha.

— Dime que me quieres tanto como me lo decías antes, y déjame besarte donde el sol no llega y donde yo conozco muy bien, donde mi tacto se quiebra a causa de las formas de tu piel. — que bueno que me había leído un par de líneas de ese estúpido libro de una mujer con nombre de perro, hablando sobre lo que una mujer quiere. Cambie la posición de mis manos, moviéndome tan lento que me parecía que el cuerpo que recorría, tuvo una reacción, aunque claro, no sabría cual y tampoco me interesa ahondar en el tema, solo quiero que los minutos pasen y poder largarme de una buena vez. Tengo cita con Rachel de recursos humanos.

Escurrí mi pierna por entre las suyas, largas y bien torneadas, que aprecie por el pantalón de mezclilla. Puse mi rodilla y la presione con esa zona intima de su cuerpo. Susurre de nuevo, contra su oído que mis labios ya habían alcanzado: — Tienes condón, no traje uno y la seguridad es primero. — mordí el lóbulo apetitoso de su oreja y luego lo solté, para lamerlo lentamente, cubriéndolo con mi humedad tibia. Una obra de teatro señores.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: ¿Dónde esta el significado de libertad? [Piv. Vlad]   Dom Mar 03, 2013 2:36 pm

Se dejó recostar o más bien lanzar contra la plancha que le recibió con algo de fuerza, seguía abrazado a él, suspirando por las atenciones.
No tenía molestia alguna por aparentar homosexualidad pese a que jamas le había puesto el ojo a un hombre, aunque por broma se había...
Cuando escuchó aquella frase romántica que decía con pasión y deseo, Cedric tuvo que aguantar una carcajada, al oído ajeno sonó como un gemido, eran parte de sus habilidades actorales.
Por fuera parecía excitado y atraído por el monóculo, por dentro se retorcía sobre del suelo de su mente, carcajeandoce a todo pulmón, era demasiado, demasiado bueno para ser verdad. Era obvio para él que por su lógica creía que él otro mentía, pero le generaba una tremenda curiosidad el saber la razón por la cuál mentía de esa absurda manera, pero no preguntaría en ese instante, seguiría el juego que el otro comenzó por una razón desconocida.
El cuerpo de Cedric se estremecía ante las atenciones lentas y moduladas que le otorgaba el tuerto, incluso suspiraba, pero para sorpresa propia de Cedric uno de esos suspiros no salió actuado, fue natural, eso le sorprendió incluso a él, aunque no lo denoto, siguió aparentando, aparentado que aparentaba aunque por un instante no fue apariencia, fue real.
Cuando presiono su hombría, fue sincero al tensarse, aunque paso de nuevo a la actuación, el hombre aunque más bajo de estatura que él, mostraba un dominio asombroso.
Tenía buena voz, buena lengua y buena técnica, con lo del condón Cedric movió sus manos para tomar el rostro del hombre y separarlo de su oreja húmeda por la saliva, y poner el rostro del tuerto frente al suyo.- En mi bolsillo derecho, sabes que siempre lo guardo ahí.

Pudo ver que el hombre aunque su cara era tapada por un parche, dentro de lo que era, era realmente atractivo. ¿En que problemas podría estar metido ese hombre atractivo y aparentemente de gusto por caballeros? Tal vez en un embrollo más complejo que Cedric.
Con el fin de motivar esa obra de teatro maestra y espectacular, Cedric se acercó y besó al otro, chocando sus labios con los ajenos como si existiese una devoción y amor creado a través de los años, cosa que no era el caso.
Los labios eran suaves, incluso cómodos mientras los conjuntaba con los suyos y daba tenues movimientos, como amantes, amantes que no eran y que actuaban ser por la razón no dicha pero que sin saber se apoyaban, por mofa, por burla, por estrategia o por verdad.

Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: ¿Dónde esta el significado de libertad? [Piv. Vlad]   Mar Mar 05, 2013 3:27 pm

Sentí como se estremeció bajo mi cuerpo. Mis labios se curvaron de forma maliciosa por ello, por esa reacción suya, pero no es que fuera para tanto, sencillamente es anatomía.
Si presionas el interruptor por supuesto que la luz se enciende, a menos que la bombilla éste fundida, cosa que aquí no sucede. Recordé con mi buena memoria el resto de líneas que había dejado apartadas a un lado de mi mente, para casos “necesarios” cosa que aquí si sucede y se necesita, pues este sujeto toma mi rostro, apartándome del lóbulo de su oreja que he tentado de forma hábil, para lograr que el ambiente sea creíble, no para él, no para mí, sino para quienes nos ven. El público, señores, es el que decide si la obra es buena y sépase, que detesto las actuaciones mediocres, vengan de donde vengan.
Abrí mis ojos de solo pensar en sus palabras de “ubicación” pero la calma vino luego ¿cómo lo hacen los hombres? Aunque no sé si tenga tiempo para pasar a la práctica.

—Bien. — susurre, a la par que mi sonrisa mal habida se hacía dulce que en conjunto con mi voz ayudaba a crear un ambiente más romántico: — Entonces déjame tomarlo. — deslice mi mano desde su espalda, llevándola con tal cuidado que volviera a presionar el “interruptor” sintiendo los presentes cambios de temperatura de su cuerpo, de cálido a frio, seguramente por el contacto pon aquella plancha metálica. Analice.

Escurrí mis dedos por su pantalón, buscando los relieves de su bolsillo, di con ellos rápido, disfrutando en el camino de las curvaturas que componían su cuerpo, de los altos y bajos, de los calientes y los fríos, era interesante. Cole mi índice, llevándolo hasta el fondo, dentro de la entrada de su bolsillo y allí, hice figuras extrañas tratando de localizar el cojín plástico que contenía el preservativo. Diré que lo encontré rápidamente, pero no pude negarme a seguir jugueteando en el interior…de su ropa. Lo extraje cuando me hube satisfecho de la actividad, cuando la presión de su cuerpo logro exprimirme la fuerza.

—Lo tengo.— atine a decir, enseñándolo a sus ojos, levantando mi mano y asegurándome, que era lo que buscaba, aunque las letras en colores chillones no me dejaba mentir. Sonreí de nuevo: — ...entonces, te ayudo a quitarte el pantalón, tiempo es lo que no tenemos. — le recordé sin dejar de esbozar aquella sonrisa, olvidándome del exterior y solo enfocando mi atención en el hombre al cual seguía abrazado.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: ¿Dónde esta el significado de libertad? [Piv. Vlad]   Mar Mar 05, 2013 9:18 pm

LA cuestión era de que ante los ojos del publico la autenticidad era la marca, ¿Quíen podría fingir el estremecer de su cuerpo de esa manera? ¿Quién podría suponer esas miradas y movimientos, tanto por el sujeto encima, como por el sujeto debajo?.
Muchas personas son capaces de fingir, desde orgasmos hasta relaciones amorosas durante años.
Ellos dos eran parte de ellos.
Ellos dos lo estaban haciendo.
Cedric sintió aquel leve jugueteo dentro de su bolsillo, la caricia se pasaba directa con escala en la tela por sobre de su pierna, cercano a su vitalidad que se rozaba con la rodilla. Era normal que se estremeciera y le pareciera de cierta manera grato, fisiología al final, nada complejo ni de su parte, ni de la otra. Pero actuaba espectacular, emitía pequeños sonidos ahogados y que parecían más un suspiro, ellos denotaban placer a cualquiera que lo escuchaste, como si fuera el pasivo de una relación entre hombres, cosa hasta ahora indefinido.
Abrió los ojos para ver el paquete que se entonaba bailarín entre los dedos del hombre de cabellos cortos y oscuros, una tenue sonrisa se dibujo sobre los labios que aún guardaban el sabor de los del monocular, por cierto a Cedric no le pareció...tan malo, incluso era un matiz agradable.
-Tú hazlo, yo ya no puedo esperar por ti. Me he sentido destrozado sin ti, te he extrañado.-
Dulce, sensible y tierno, aderezo el helado de la cursilería con un superficial beso, uniendo durante segundos sus labios con los del otro caballero. Se retorció ligeramente debajo del cuerpo, movió tenuemente sus manos que abrazaban al otro, dándole suaves mimos por sobre de la ropa con sus falanges, con sutileza pero pasión.
Lo necesario en esta espectacular actuación.
Mantuvo una sonrisa ladina, peculiar e insana en sus labios carnosos. Debajo de la ropa se sentía una anatomía trabajada de alguna manera...una buena manera.
-Anda, no puedo esperar.- susurró cerca del lóbulo al cual se aproximo y jadeo contra de él, y tal y como le otorgó el tuerto, empezó a lamer, succionar y consentir con su lengua aquel lóbulo.
Atento a su actuación que...en segundos dejaba de serlo.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: ¿Dónde esta el significado de libertad? [Piv. Vlad]   Dom Mar 10, 2013 2:14 pm

— Esta bien. — Susurre después de escuchar de esos labios que me besaron tan leve y solo por segundos, esas palabras que me permitían tomar el mando. Era curioso como parecía haber una competencia sobre quien de los dos, pudiese poner la voz más edulcorada y el tono más bajo, esperando que el público pudiese dar su visto bueno o curiosear y malpensar sobre lo que estábamos diciendo en una postura tan comprometedora. Todo a nuestro favor para mantener la farsa.

Fije la mirada en sus ojos, a la expectativa de cualquier reacción, fuera esta, de disgusto o de placer, que me guiara para cumplir el objetivo de forma adecuada. Soy nuevo desvistiendo a alguien más y estaba algo preocupado que se colase entre los dientes del cierre, alguna parte íntima de su cuerpo. Eso debe doler, que se quede atrapado...fue un pensamiento fugaz que alejo mi atención un momento, el suficiente para que mi mano, empezara a actuar, a bajar lentamente, como si contara cada pliegue que se había formado por el peso de mi cuerpo sostenido por el suyo. Intercalaba golpes con las yemas de mis dedos y el simple paso de mi tacto, del calor leve de mi mano reunido en la palma, que solía recostarse contra la zona donde aterrizaba. Todo un gusto que me permitió avanzar hasta donde se encontraba el borde de su pantalón y milímetros más abajo, se encontraba el cinto que llevaba, lo sentí sin ningún problema, aun sin verlo, pues decidí pegar mi mejilla a la suya: — Resiste un poco más. — le pedí de nuevo en un susurro que parecía extinguirse por culpa del aire.

Zafé sin ningún problema la hebilla del cinto y seguido, el botón que se encontraba dentro del ojal y sostenía sus pantalones, lo hice lentamente tanto que sentí un leve cosquilleo. Me hice del cierre, para deslizarlo bajo el control de mis dedos índice y pulgar. Si, era maravilloso ese sonido chirriante que se producía por la separación de cada diente enganchado uno contra otro, hasta que se detuvo: — Estoy cerca. — susurre de nuevo, cuando comencé a separarme de su cuerpo para tener una mejor perspectiva, para ver el color de su piel blanca, iba a tenerlo todo para mí y no iba a dejarlo pasar.

Enderece mi espalda pero mantuve flexionada mis piernas, a la par que mis manos comenzaban a retirar sus pantalones que tercos, se pegaban a sus extremidades, pero era algo tan sexy que me tome mi tiempo, y le di su tiempo, para que sintiera mis manos juguetonas y descaradas pasearse por su piel desnuda, aunque faltaba una parte: — Por qué no me dejas ver cómo te quitas tu bóxer— mi ojo no perdía detalle.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: ¿Dónde esta el significado de libertad? [Piv. Vlad]   Jue Mar 14, 2013 12:38 pm

Por un momento se quedo sorprendido de su propio realismo, la actuación se encontraba en tales niveles superados de realismo que, era difícil diferenciar si era una verdadera actuación, o un a conglomerado de jadeos tenues y respiraciones profundas reales.
Ni Cedric supo diferenciarlo.
No sabía identificar si ese estremecer seguía siendo de los dominios del drama o del mundo real, pero al diablo, importaba tan poco cómo saberse el nombre de quien tan osadamente cometía tales delitos (Aceptados delitos) contra de sus ropas que en cuestión de movimientos precisos fueron dejadas de lado.
Sólo su pantalón.
Como parte de la actuación perfecta, Cedric esbozó una imagen en su rostro de sorpresa y vergüenza.
El público creería que su casta mente se sintió perturbada al ser el mismo quien se desnudara, como una sana criatura ultrajada por las demandas pervertidas del caballero monocular.
Eso creería el público.
La verdad siempre es otra.

“¿ En serio hasta tal punto? ¿En que embrollo se ha metido la madre nodriza como para tener que llegar hasta semejante teatro?” No tuvo mucho tiempo para pensar, pues tenía que elaborar su respuesta y continuar con la impecable actuación, cualquier desliz en la sucesión de los hechos y en el descuadre, en una obra montada es siempre catastrófico.

-Hmnn, si eso quieres.- susurró sumiso y le otorgó el dominio indirecto de la situación, actuaba como alguien dócil, tranquilo y obediente tímido
Actuando todo lo que no era en verdad...hasta ahora.
Miro el rostro del hombre, su cuerpo trabajado, a la vez que vio sus piernas desnudas, no sólo tuvo la ilusión de que sus piernas fueron desnudadas y acariciadas ladinamente por las manos que, después de un re-enfoque de su mirar bifocal, pudo contemplar amplias y de tez clara.

Se enderezo un ápice, el necesario para poner sus manos sobre de su ropa interior ajustada y firme, no le gusta que nada le vuele por ningún lado.
Coló sus falanges por el área limítrofe de la prenda, y con lentitud comenzó a descender.
Movimiento tras movimiento la prenda bajaba a través de las piernas musculosas y torneadas, primero fueron los muslos los que se vieron recorridos por la ropa interior que bajaba sin premura.
Lenta a su seductor paso.
Recorrido terminado fue cuando la prenda al fin fue apartada de sus piernas, quedando colgante de uno de sus tobillos.

Era la escena bastante erótica, sin caer en el ambiente pornográfico, pero si en el del erotismo. Había quedado desnudo de la parte inferior de su cuerpo, sin embargo, aún traía la chaqueta y la camisa puestas aunque algo desacomodadas.
Su virilidad se notaba, brillaba si seguía el camino que formaban sus ingles notorias, el falo de tez pálida sin enervar, pero ligeramente firme, de tamaño ideal, que guardaba concordancia con su altura en general. No tenía vergüenza alguna, eso es algo que no guarda significado en su diccionario personal.

Con sus ojos morados enfoco al tuerto con una cierta mirada de intriga.
Su mirada para la audiencia expresaba el anhelo de conjugarse, incluso su mano que se estiro y tomó la ajena llevándola hasta sus muslos para que los acariciase, parecía una clara imagen de anhelo.

Por la mente de Cedric un pensamiento se anidaba. “¿Cómo coños lo hacen los hombres?”
Pero su boca expreso otra cosa.
¿Así está bien?
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: ¿Dónde esta el significado de libertad? [Piv. Vlad]   Sáb Mar 16, 2013 10:35 pm

Me deje llevar...por su mano que gentil y amable me permitía explorar milimétricamente lo suave de su piel, era como crema que parecía deshacerse, bajo las yemas de mis dedos que daban saltitos de forma coqueta, como si fueran piernas pequeñas, cuya carretera era su dermis, ahora expuesta: — Está perfecto. — por supuesto que lo estaba, pues podía ver la diferencia de colores, los tenues blancos salpicados por sombras que ayudaban a dar volumen a su cuerpo, a delinear sus músculos y reconocer zonas en su cuerpo: — Entonces voy a iniciar.— le advertí totalmente embriagado por el aroma que segregaba cada poro que alcanzaba a revelar con mi obstruida visión. Era exquisito.

Mis dedos viajaban devorando milímetros, divirtiéndose zigzagueando cuando se aventuraban sobre la entrepierna y regresando en línea recta generando un cosquilleo con las uñas cortas bien limadas. Apoye mi palma sobre su muslo en el camino de regreso y la presiono ayudándome de esta forma para dar altura a sus piernas: — Espero que no te importe. — segunda advertencia del día, una que vino acompañada de un fuerte pero pequeño jalón. De esta forma conseguí asegurar su pierna sobre mi hombro: — Es un préstamo, después tienes que regresármelo — réferi, a permitirle descanso.

Ahora su pierna colgaba y yo tenía mejor visión de su cuerpo, de las curvas que se perdían por la oscuridad hasta dejar a la imaginación el siguiente trazo. No importa.
Gire mi rostro y acerque mis labios sobre su extremidad, quería besarla, quería sentirla de primera mano, usando mis labios como detectores de temperatura y textura. Por supuesto no me quedo en un solo punto. Ayudado de mi cuello, que se estira a mi conveniencia, comienzo a recorrer lo que antes hice con mi mano, solo que dejando diminutos rastros de humedad, pequeñas marcas invisibles. Me encanta.

Todo va perfecto, incluso reparo en sus reacciones, más que en las mías, pues solo estoy provocándolo y disfrutándolo en el transcurso, embebido por ese dulce aroma que produce, por su temperatura que poco a poco comienza a elevarse y a calentar ese cuerpo semidescubierto que el frio había helado ayudado de la plancha metálica.
Bese y baje, baje y bese, humedeciendo mi boca y poniendo mi "firma" a nueva cuenta, hasta que me detuve.

Mi ojo, única herramienta de expresión de mi cara, empezó a seguir un ritmo de parpadeo, era molestia que se hizo evidente en mi tono de voz: — ¡Bastardo!— lo tome con fuerza del cuello de la camisa, ayudándome de esta para llevarlo conmigo, levantarlo y terminar estrellándolo contra la pared tosca de la celda: — Más vale que te expliques, maldito infiel. — susurre pegando mi rostro al suyo: — Has estado dejando que alguien más te toque, no puedo creerlo...terminamos. — lo solté dejándolo caer al suelo. Voltee mi rostro al frente, sin importarme ahora su reacción, solo camine unos pasos, acercándome a la puerta y llamando al guardia: — ¡Guardia, sáqueme de aquí, no quiero estar con infieles bastardos, me da sarpullido! — grite para que me escuchara, haciendo un escándalo que llamo la atención de aquellos que nos habían seguido durante el transcurso del "encuentro" y que ahora se encontraban disimulando haber sido testigos. Yo por mi parte, seguía llamando al encargado.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: ¿Dónde esta el significado de libertad? [Piv. Vlad]   Vie Mar 22, 2013 1:47 pm

Algo sucedía, sus manos paseándose deshibidamente al igual que aquella boja que dejaba el rastro de humedad por sobre de su piel que se tensaba exquisitamente en esos momentos.
Todo era extraño, perturbador, sensual, único.
Todo parecía seguir un hilo lógico de aquella obra que montaban, una obra de teatro para aquellos espectadores que quisieran observarla. Un suspiro escapaba de las fauces de Cedric.

Verdad, mentira ¿Importaba?, al final de cuentas todo es tan incongruente como veredicto ¿Qué importaba discernirlo? Siempre es mejor las cosas que no se saben a las que se saben, hay quienes se obsesionaban por el saber más, Cedric no.

No quería saber si las perturbaciones térmicas y fisiológicas eran sinceras o parte de su actuación, no deseaba averiguarlo, así que no lo hizo. Mantuvo su mente ocupada en la nada, en sentir y ser sentido, en una extraña situación sin nombre actual.
Sus manos paseaban acariciando la espalda y una vez que fue la boca del tuerto quien acariciaba sus muslos y su dermis, fue su diestra la que mimaba los cabellos castaños del caballero.
Pasaba, dejaba, movía y de repente… Se desato.

Una mirada rabiosa una expresión fúrica y un sorprendido Cedric que durante unos momentos se quedo con los ojos abierto viendo el único orbe del otro hombre. Fue el suelo quien después de que el otro soltara su camisa, le dio la bienvenida a su trasero desnudo que recibió desagradablemente el frío del piso.

El otro gritaba altanero acusándole de algo insulso “¿Qué coños?” pensó Cedric, algo perturbado por el giro que había tomado la obra, pero…

-¿Yo?...Yo jamás te sería infiel.- Se levantó y se acercó a tomar su ropa interior y sus pantalones, poniéndoselos.

“Yo te amaba, yo te quería, tanto sin vernos, yo te amo, lo único que hago es pensar en ti, he llorado extrañándote, deseando estar juntos, pero no estabas, y aún así espere pacientemente por qué…por qué”

-Por qué…Por qué…- Balbuceo bajo entre sollozos ahogados, incorporándose.
Su cabello morado caía sobre de sus hombros, llegando hasta debajo de sus caderas emitiendo un suave bamboleo por las contracciones de la respiración errática.
Consternado y herido, alzó la mirada de iris violeta y miró la espalda revestida con gabardina, si, él era el que le levantaba falsos.

-P..por qué… ¿Me abandonas? – sus ojos se congestionaron de lagrimas, tantas que nublaron su vista y se desbordaron por los laterales de sus ojos, deslizándose por sus mejillas hasta alcanzar el suelo, llenándolo con su miseria, su tristeza, su dolor acongoja guardado en ese pecho que subía y bajaba acelerado y con pena.

Se lanzó corriendo hacia el hombre que restándole importancia le daba la espalda, lo tomo por la espalda abrazándolo, sus brazos cruzaron el frente y se aferraron al pecho del Tuerto, el cuerpo de Cedric era ligeramente más alto que el ajeno, así que se fio de ello, para acercar sus labios al oído. Aún sollozaba, incluso emitía soniditos agudos de dolor, pero…

De un momento a otro, en un corte imperceptible para todos, menos para el tuerto que tenía los labios de Cedric cercanos a su oído, pudo escuchar aquella voz algo grave, burlona presuntuosa y contaminada de sarcasmo, una voz que no guardaba congruencia con los gemidos anteriores ni los sollozos previos.

-Te condenaste.-

Y el ambiente que se transformó a uno más denso en cuestión de segundos volvió a ser el de un amante corrompido, entristecido y dolido que se abrazaba a su amor para que no lo dejara después de tanto.
Pero esa solo era otra pantalla que tapaba, a dos desconocidos que por azares del destinos tienen que fingir, uno tal vez para salvar su pellejo, el otro por que probablemente se le dio la gana.

Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: ¿Dónde esta el significado de libertad? [Piv. Vlad]   Mar Mar 26, 2013 9:25 pm

El guardia no se hizo presente, es más lo escuche a lo lejos, caminando de un lado a otro, como si no tuviera ningún interés de entrometerse en lo que para él, era un pleito de amantes desvergonzados.

Me detuve entonces, por el peso muerto que como ancla me detenía. Mire hacia mi estómago para conocer que fuerza inerte que era obstáculo para mi movimiento y la pesadez que presionaba mi estómago, se sintió en el interior, revolviéndome las entrañas, pero, maldito pero, no podía sencillamente deshacerme de su amarre, tenerlo de frente y golpearle el pecho o la entrepierna, no, a estas alturas, presentar ese tipo de "acto" al público, podría hacer que me encarcelasen y lo que deseaba era salir del lugar, no ser el compañero de celda de este torcuatto tasso de cabello largo. No, tengo asuntos pendientes que requieren mi presencia inmediata y mi cuerpo no está hecho para dormir sobre planchas metálicas, en cuartos maltrechos. La sola idea me produce migraña.

Pienso rápidamente en una "vuelta de hoja" una solución que permita que las miradas curiosas, vacilantes y dudosas, se coman literalmente el cuento que estamos implantando en sus pequeñas mentes.

— ¿Cómo pudiste? — dije con seriedad impulsando cada letra que conformaba la oración. Debía resultar igual de creíble que el resto de la obra: — estuve esperándote por 3 años y tu terminas revolcándote con el cualquiera, porque no creo que ese sujeto que marco tu muslo sea el primero y agradece que estamos en la cárcel o te partiría algo más que la cara. — el público, estiro sus cuellos y llevo a sus oídos a que escucharan todo lo que decíamos, era un arma de doble filo que estaba dispuesto a usar sin importarme clavarle el puñal al hombre que me acompañaba en este rincón alejado del mundo: — o ¿acaso tienes una excusa para ese moretón que fue dejado allí para que yo lo viera? quien sea, sabia de mí, de nosotros y quería irritarme alejándote de mi lado ¿eso es lo que quiere? que te deje libre — gire mi rostro levemente, por el lado donde mi buen ojo seguía funcionando: — o ¿eres tu quien quieres que te deje libre? — me enseñe molesto, con una expresión tenebrosa: — Ahora suéltame, no me hagas llamar de nuevo a los guardias. — insistí con ganas de convertirme en verdugo de este patán.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: ¿Dónde esta el significado de libertad? [Piv. Vlad]   Lun Abr 01, 2013 8:58 pm

Escuchó todo, como actor atento dispuesto a conocer cada palabra de su compañero en el escenario, la improvisación perfecta es la habilidad impecable de verdaderos artistas, el no saber y simplemente hacer, demuestra un habilidad innata para mentir.
La habilidad se desarrolla con los años.
Con la vida.
Con la falsa y aburrida vida.

Después de ese rostro que hubiera logrado que en cualquiera se erizara hasta el vello más oculto en el cuerpo, que a Cedric en realidad no le hizo nada, más bien le intrigó. Decidió soltarlo puesto que según su mente, el amante pasivo debería sentirse nervioso al ver a su amado enojado con él, a la vez que sumamente arrepentido.

"Pero si lo amo tanto, si mi pecho se sale cada que lo veo, y este reencuentro es aquello que siempre deseé, entonces...¿Por qué lo engañe?, ¿Por qué engañé a aquel que me hace suspirar, desear, anhelar y llevar mis sentidos hasta la séptima nube? Si mi personaje está perdidamente enamorado de este tipejo monocular entonces ¿Por qué mi cuerpo ha sido marcado con los labios de alguien más? Además que coño es eso de que alguien ma...oh, vaya, esa Monica. Pero no, Monica pertenece a mi mundo, pero ¿Qué pertenece al mundo del pj" Sonrió internamente sin denotarlo en su rostro.
Lo entendió.

DEJA DE DECIR ESTUPIDECES...Él...- la voz tembló.- Él lo hizo, lo sabes...el quiere destruirte, sabe lo que hiciste antes, te encontró...¿Recuerdas esa vez que lo buscaste y no lo alcanzaste? Ese día que tuviste que alejarte de mí, fue él...

Él quiere que me separe de ti, por que sabe que lo que yo te puedo dar, lo que hay en mi cuerpo en mi mente, es lo que te salvara de cualquier cos
a.


- Me acerqué a él y le tomé por el mentón, para obligarlo a que me vea con ese único ojo bueno- No caigas en su trampa, tú sabes que sólo soy tuyo.- Cedric miró fijamente a Vlad, traspasando a través de su mirada una devoción y lealtad dignas de una pareja que siempre se ha amado y que siempre se amara.

Señoras y señores, el público está intrigado, mueven las cabezas y quitan los cabellos del rostro para ver el desenlace, la continuación, por que el capítulo de este momento ha terminado. Todos esperan, el to be continued aparece en la parte baja.

¿Qué hará Vlad?¿Qué sucede entre ellos? ¿Quién es él? ¿Qué sabe Cedric?...Todo eso y más...

En el siguiente capítulo.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: ¿Dónde esta el significado de libertad? [Piv. Vlad]   Dom Abr 07, 2013 10:11 pm

— Otra patética excusa saliendo de tu boca. — fingí estar agotado con su comportamiento, exhausto de tener que soportar meses de infidelidades supuestas en esta ficción de "hora de visita" que me permitiría escapar sano y salvo de un lugar tan toxico, como es la cárcel.

Pero las acciones volvían a tornase dramáticas y el "pelafustán" toma mi mentón y narra de forma admirable su parte del dialogo. Está bien, entre mas atice los maderos para que el fuego nazca, más posibilidades tengo de triunfo. Por lo que sigo con la pantomima barata donde se me ha adjudicado el papel protagónico.

— Eres tan ridículo, no sé nada de ti desde hace mucho, ni siquiera sé porque estás en prisión, solo el conocimiento de un buen samaritano me permitió enterarme que mi amante estaba durmiendo tras las rejas y después de saberte infiel, incluso débil de corazón y cuerpo, pues confesaste que te entregaste, dices que eres mío ¡deja de joderme! — lo empuje con brusquedad y para dar fuerza a mi acto, use palabras fuertes que nunca se me ocurrirían entonar contra nadie: — ¡Bastardo miserable no me toques, de seguro gemías bajo su brazo cuando te follaba! — seguí en mi papel, a tal grado que cambio posiciones, estiro mi brazo y lo tomo de la nuca, sin preocuparme por que entre mis dedos se enredaran algunos de sus cabellos lilas, que ya se mostraban maltratados: — ¡Te gusto tenerlo dentro, moviste mucho tus caderas, te ahogaste diciendo tu nombre o se la chupaste…! — dije alto, lo suficiente para que el público pendiente de nuestros movimientos se diera por enterado y empezara a pensar en la posibilidad de un asesinato si no era removido de aquel cuarto insignificante: — ¡Te partió el culo y tu excitado, no es cierto, pidiéndole, más y más! — hundí mis dedos en su delicada piel, porque confieso que era condenadamente suave, al punto que sentí pena por el daño, pero... que se le va a hacer, luego me encargo de que mis contactos me den su número de residencia y le envió un fin de semana en un spa o alguna crema de las que usan las mujeres. Claro, si es que sale de la cárcel pronto, sino, le envió algún antibiótico para el cuidado.

Escuche entonces una conmoción afuera, parece que mi táctica estaba dando resultados, así que no pude evitar sonreír en mi interior por mi estrategia que me llevaría pronto a disfrutar del sol en el exterior.


(user: lamento el vocabulario, pero es una estrategia de Vlad, por favor no pienses mal ^^u)
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: ¿Dónde esta el significado de libertad? [Piv. Vlad]   Lun Abr 22, 2013 12:49 pm

La asfixia se empezó a sentir sin demora, además del impulso que obligaba a su cabeza a inclinarse hacia atrás, sus cabellos eran jalados si no con violencia, realmente había un profunda ira…perfectamente actuada.

Cedric tuvo que aceptar mentalmente que el toque de aquellas palabras y el vocabulario tan vulgar que evocaba imagines de una infidelidad inexistente, no había engaño, no había pareja.

Sólo había dos hombres actuando una escena sin ensayo sin jamás haberse visto las caras antes, y lo más probable era que no se las volvieran a ver, aunque la cuadratura de la dramaturgia que escenificaban tenía capacidad de ganar sin problema algún premio de la presunta academia, la academia de la falsedad estaría orgulloso de tan prestigiosos alumnos.

Cedric llevó sus manos a su garganta, pues la asfixia de rabia actuada, era real, su piel de deformaba por la presión y su tráquea se cerraba ligeramente.

“Dioses de la actuación irreverente ¿Cuál es el paso que sigue?¿Qué movimiento ad hoc con la situación cuadraría?” eso pensaría algún joven actor que la improvisación tuvo algún apuro extraño, caso contrario el del Cedric.

Ser inconscientemente observador y detallistas, espacios en blanco, notar, ser una suave tela que se convierte en hierro, bendita sea la abnegación incompleta, la rebelión contra las leyes naturales que mutan y evolucionan como todo.

Ser constante es algo tan inconstante que tiende a la inexistencia.

El borrego sacrificado se convierte en el cuchillo listo a asesinar.

Cedric forcejeó y estalló en un grito gutural, grave y rasposo, como de rabia y melancolía, doloso pero furico a la vez, dio un codazo al pecho de Vlad apartándolo de él y después dio un puñetazo al abdomen del otro, separándose así y quedando frente del otro aún sujeto de los cabellos, pero no le importaba jalarlos, eso era lo de menos, la mejor actuación, no hace caso al dolor, al menos que la actuación la amerite.

Quedando frente a frente los ojos de Cedric estaban contaminados por molestia y acelerar, como si la ofensa hubiese venido de tan desagradable vocabulario sexual y perverso.

¿Eso realmente crees? Después de tanto tiempo juntos, tantas cosas, ¿Eso es lo que crees? Puto tuerto de mierda, al único que me gusta que me lo meta y gemirle es a ti cabrón, ¿Y tú? ¿Cómo se que no barajeaste tu pene dentro de cualquier marica o puta?

Cedric habló poniéndose rojo del coraje pero con varias lagrimas deslizándose por sus mejillas, como si la rabia sólo sirviera para cubrir un profundo dolor, une profunda herida.
Su pj estaba herido.
A él no le importaba.

Se fue contra de Vlad, lo tacleo sin el otro poderlo evitar y en el suelo le aplico una llave al antebrazo algo floja, no quería lastimarle después de todo, el realismo no promete heridas reales.

Los policías al otro lado se alertaron aún más, incluso el enano que Cedric cree es el compinche de tan estridente monocular.

-“DETENGANSE AHORA MARICAS DE MIERDA”- golpearon la puerta, con fuerza, pero como Cedric y Vlad no hicieron caso, hicieron lo inevitable…


Abrirla

U: También me disculpo por el vocabulario tan poco amable, pero demasiado vulgar ^^ es la replica))
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: ¿Dónde esta el significado de libertad? [Piv. Vlad]   Mar Mayo 28, 2013 8:30 pm

Todo estaba saliendo de acuerdo al plan, después de todo es como dicen “hunde el interruptor y la bombilla se enciende” nunca mejor jamás dicho. El idiota de cabello lila, campanita de ahora en adelante, había caído redondito en mi trampa, claro, tuve que ayudarle y con esto me refiero a permitir que me taclease, me tomase del antebrazo y me hiciera una llave al más puro estilo de la lucha libre mexicana, de otra forma no conseguiría poner sobre mí, ni un suspiro sin que antes le perforase el cráneo. Es afortunado para mi conveniencia y eso le ha permitido mantener por ahora la vida, olvídense de lo que dije antes, respecto a indemnizarlo por daños y perjuicios, que va, campanita me tiene sin cuidado y parece que sabe cuidarse valiéndose de polvos “mágicos”

En fin que tirado como estaba, con el monigote sobre mí, presionándome y con el grupillo de guardias gritando a los cuatro vientos lo maricas que éramos, solo fue cuestión de tiempo antes de que entraran. Y entonces los engranajes que he colocado cuidadosamente comienzan a girar, engarzando sus dientes metálicos, uno contra otro, para que la situación se mueva a mi favor.

Los hombres de azul nos separan, he de decir que yo, no he provocado ninguna reacción, solo fije mis ojos en el cuerpo de campanita, pues como recordaran, es él el prisionero y yo, un simple visitante, que en ese momento es retado y amenazado a hacerle compañía a “mi noviecita” aunque realmente el hombre a dicho palabras un poco más fuertes, pero que por respeto a los lectores, omito.

Sépase que mi prioridad era la de escaquearme, escabullirme de la situación, y el idiota que, acepto en silencio seguirme el juego, ha servido a mis planes perfectamente. El guardia me toma del brazo y me saca de la celda. He volteado mi rostro, por encima del hombro, como prueba (falsa) de algún sentimiento arraigado en mi corazón por el ser que en este momento recibe un par de patadas, decoradas con amenazas, malas palabras y una insinuación de uno de esos sujetos al que le he escuchado decir algo con “culito sabroso” de nuevo me disculpo por el lenguaje soez, pero necesario para transmitir al lector el asco y repulsión que existe hacia el sujeto que me toma del brazo y me empuja fuera, hasta el pasillo de la prisión para luego despedirme con un “no regrese” a lo que por supuesto estoy dispuesto a cumplir. Maldito contacto que se atrevió a ponerme en peligro. Me fui rezongando un par de palabras en contra de su familia.

Y…como se llamaba…C…ha sí…campanita. Bien gracias, supongo que estará siendo…no sé, ni me importa.

Las puertas se abren para mí y el sol me da la bienvenida. Mi gabardina se levanta por el viento y se mueve de un lado a otro mientras camino alejándome del lugar, pues aquí, he terminado. ¿O no?

*TEMA CERRADO*

Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: ¿Dónde esta el significado de libertad? [Piv. Vlad]   

Volver arriba Ir abajo
 
¿Dónde esta el significado de libertad? [Piv. Vlad]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» ¿Donde esta Upendi.?
» [El precio de la libertad] Nash vs Katsu
» La fragata Libertad regresó a Buenos Aires tras 5 meses de misión
» [1º] Libertad vs Cruzeiro
» [Red Tide Joke] Esta jodida la cosa... ¿y si vamos a pasear mejor?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Ciudad Esmeralda :: Z O N A - S U R :: ·· Cárcel-
Cambiar a: